Reinvención continua

Friday Night Lights no es la típica serie americana de instituto jóvenes guapos y atléticos. Es una serie americana de instituto con jóvenes guapos y atléticos, pero en lugar de girar en torno a las relaciones pseudoamorosas, gira en torno a una pasión para Dillon, el pueblo imaginario de Texas en el que se desarrolla: el fútbol americano.

Digo que Friday Night Lights es una reinvención porque ha tenido que cumplir el viejo dicho de “renovarse o morir”. Solo permanecen activamente en la serie los actores que interpretan a personajes adultos. El Coach Taylor (Kyle Chandler) y su mujer Tami (Connie Britton); Buddy Garrity (una especie de personajillo importante en el pueblo, interpretado por Brad Leland) o Julie Taylor (Aimee Teegarden) actúan durante las cinco temporadas de las que consta FNL. Prácticamente el resto de actores jóvenes desaparece, como es comprensible. No hay nada más poco creíble que un chaval permanezca en el instituto años y años (como es el caso de los Serrano). Cada personaje sigue su propio rumbo, lo que obliga a la serie a reinvertarse.

En la serie se pueden encontrar diversos paralelismos entre las diferentes temporadas

– Dillon Panthers y East Dillon Lions. El Coach Taylor coge unos equipos por concluir y los lleva al campeonato Estatal de Texas. En las tres primeras temporadas, Taylor conduce a los gloriosos Panthers a un State, lo deja para probar suerte como entrenador asistente. Tras el fracaso, vuelve a los Panthers para intentar el éxito. Tras unos encontronazos con el señor McCoy, padre del Quarterback estrella JD, se ve obligado a abandonar el equipo, pero comienza un proyecto desde cero en la zona deprimida de Dillon, el Este. Tras un año agónico, consigue la gloria, viviendo un paralelismo extremo (a mediados de la quinta temporada es tentado por otra universidad, esta vez como Head Coach).

– Smash Williams y Vince Howard. Son las estrellas de sus equipos: el running back de los Panthers el primero, interpretado por Gaius Charles y el QB1 de los Lions el segundo (Michael B. Jordan). Negros, atléticos, problemáticos pero reconducidos por el Coach Taylor, deben superar muchos obstáculos para poder seguir adelante. Son codiciadas piezas en los recruits de la NCAA pero siempre surge la duda.

– Tim Riggins (Taylor Kitsch) y Luke Cafferty (Matt Lauria). Jugadores físicos, de corte defensivo, que viven a la sombra de las estrellas. Son muy reconocidos en Dillon, pero poseen importantes limitaciones de tipo económico y familiar.

– Personajes femeninos secundarios: Tyra Collete (Adrianne Palicki) y Becky Sproles (Madison Burge) son novias de Tim y de Luke. Cumplen a la perfección el prototipo de chica mona con carácter y que quieren aprovechar cualquier oportunidad para escapar del deprimente ambiente granjero de Dillon.

En las tres primeras temporadas tiene gran importancia la figura de Matt Sarracen (Zach Gilford) que debe pasar a la posición de Quarterback titular ante la grave lesión de Jason Street (Scott Porter), estrella del football tejano. Es novio de Julie Taylor y el mejor amigo del rarito Landry Clarke.

Friday Night Lights no es Gossip Girl. Técnicamente no es efectista, sino de bastante calidad. La música está muy bien escogida y no agota el filón del amor adolescente, pues apenas lo toca de pasada. FNL se centra en un importante tema con trascendencia social para muchos norteamericanos: el football en los highschools. Estadios inmensos, presión inmensa y popularidad inmensa para unos chicos que apenas consiguen cumplir unos objetivos académicos. Visto de ese modo, FNL puede plantear crítica social. No esconde temas escabrosos (relaciones extramatrimoniales, aborto…) en la conservadora sociedad tejana. Critica la extraordinaria presión a la que están sometida estos jóvenes preuniversitarios y como hay muy poca gente (el entrenador Taylor) que no busca sacar tajada, sino encauzar en la medida de lo posible unas vidas que, sin el talento del football, estarían condenadas a la mediocridad.

PD: la serie está basada en un libro (Friday Night Lights: A Town, a Team and a Dream, de H.G. Bissinger), al igual que la peli (del mismo nombre que la serie y del año 2004)

Anuncios

Una respuesta a “Reinvención continua

  1. Pingback: El sueño americano | El Crack del Ocio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s